domingo, 13 de marzo de 2011

ARIAS CÁRDENAS JURAMENTO NUEVO BURO POLÍTICO DEL PSUV EN MERIDA


El compromiso fundamental de la dirección de Mérida es llamar, sumar, integrar
Correo del Orinoco.- La misión del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la región occidente apunta hacia una sola tendencia: respaldar al presidente Hugo Chávez y lograr la unidad.
Así lo reiteró ayer el vicepresidente de la tolda roja en el occidente del país, comandante Francisco Arias Cárdenas, quien juramentó el nuevo buró del PSUV en Mérida y realizó la primera reunión de trabajo con estos 15 cuadros que encabezan la dirección regional.
“Hay absoluta y total unidad y consciencia muy clara en el partido. El compromiso fundamental de la dirección de Mérida es llamar, sumar, integrar.”, planteó.
Según Arias Cárdenas, la reunificación permitirá relanzar, con las 3R al cuadrado (revisión, rectificación y reimpulso revolucionario), la gestión del Gobierno Bolivariano. El fin no tiene dudas: “Tener un triunfo contundente en las próximas elecciones del año 2012 del presidente Hugo Chávez y, en Mérida, recuperar las cinco alcaldías que no ganamos”, dijo.
Llamó a dejar a un lado las confrontaciones y diferencias, pues “el espíritu y corazón de los revolucionarios y revolucionarias se integra a favor de un propósito trascendente que sería lograr una vida mejor para todos y todas”, planteó.

CAMPAÑA BASADA EN LA GESTIÓN

Para Arias Cárdenas, Mérida y Trujillo son puntales fundamentales para la Revolución en el occidente del país, pues hay ventajas políticas: las gobernaciones y una mayoría de alcaldías son revolucionarias.
Dijo que el trabajo electoral trascenderá lo mediático: “Nuestra campaña no será sólo con propaganda de prensa, televisión o con afiches. Nuestro trabajo de campaña es gobernando, mejorando y relanzando la gestión y para esto el partido se convierte en un acicate, un apoyo para los organismos nacionales, regionales y municipales. El partido se suma al trabajo para producir felicidad y mejores condiciones de vida”, explicó.
Arias Cárdenas juramentó y se reunión con los burós políticos del PSUV en Trujillo, Zulia, ayer estuvo en Mérida y hoy hará este trabajo en Táchira. “La organización del partido es una de las patas que faltaba para aplicar verdaderamente las 3R al cuadrado”, expuso.
A finales de marzo se espera concluir las discusiones en la base del partido para, a través el método de cooptación, determinar las direcciones municipales y parroquiales. Luego, “se hará la revisión que haya que hacer dentro de las UBES para construir bien sólidos los círculos del buen vivir y establecer una maquinaria perfecta e impecable para la campaña que se aproxima”, puntualizó.

EL NUEVO BURÓ

El nuevo buró estadal de Mérida lo integran el gobernador Marcos Díaz Orellana, los diputados a la Asamblea Nacional Alexis Ramírez, Ramón Lobo, Diógenes Andrade, Guido Ochoa, Carmen Urdaneta, Mary Mora y Antonio Santiago.
Por la Juventud del PSUV se encuentra Nils Carvajal. Se suman Alexis Rodríguez, Alirio Liscano, Freddy Medina, Juan Carlos Quintero, Manuel Molina y Rosalba Belandria.
Para Arias Cárdenas, se trata de “una dirección estadal balanceada con relación a la propia geografía y capital del estado. Hay presencia femenina y activistas del partido, encuadrados dentro de la propia militancia”, explicó.
Ayer mismo se conformaron las ocho comisiones de trabajo, desde movilización hasta propaganda, de las cuales se creó una nueva: la internacional.
El diputado Andrade, vocero de la vicepresidencia del PSUV en la región occidental en Mérida, dijo que parte de los retos son afianzar la formación política-ideológica, convertir el partido en una maquinaria de formación, estructura y disciplina política, de solidaridad y compromiso. “Así, convertiremos a Mérida en una zona liberada, que impida el avance de la contrarrevolución que viene desde la frontera del Táchira y Zulia”, dijo.
Alirio Liscano, miembro del buró, compartió esta idea, pues “un revolucionario ni nace ni se hace por una vacuna, sino a partir de una formación política que exige estudio y trabajo en la parte popular, porque no sólo es teórica sino práctica”, planteó.
Para este vocero, el partido en Mérida debe enfrentar un problema de organización, “articularse y vertebrarse mejor para que pueda actuar como una maquinaria revolucionaria, porque no sólo es un partido para ganar elecciones, que lo debe hacer; sino para hacer una revolución. Debemos mejorar la gestión de gobierno y unificar al pueblo”, destacó.

Los rostros del buró

Nils Carvajal, consejero de facultad de la Universidad de la ULA y miembro de la JPSUV.
“Se planteará un organigrama o una agenda, en la cual confluirán tanto los jóvenes del PSUV como del Polo Patriótico. En la incorporación de las estructuras del partido, desde la regional, hasta las municipales y parroquiales, debe haber un joven. Así, tendríamos 109 jóvenes y si comenzamos trabajar el 1×10, pensamos tener unos 400 cuadros organizados”.
Carmen Urdaneta, directora de Madres del Barrio en Mérida y diputada suplente a la AN.
“Hacemos un llamado a la militancia para que participe, porque nuestro partido va a las bases. La tarea que queda es conformar los equipos de trabajo en los Consejos Comunales, en las parroquias y municipios. El buró se ha extendido a varios municipios y regiones, con una representación de todos y todas”.
Rosalía Belandria, comisionada de la Gobernación de Mérida en los pueblos del sur.
“He trabajo políticamente desde pequeña, haciendo un trabajo social con los Consejos Comunales, las comunas. Vengo de la base militante. Uno como cuadro de la revolución, siendo de la base, se da cuenta de los problemas de las comunidades. Como mujeres vamos a hacer un trabajo muy bueno en este nuevo papel”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada