lunes, 23 de enero de 2012

Rusia lamenta el embargo europeo al petróleo iraní

Rusia lamenta el embargo europeo al petróleo iraní


El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, lamentó este lunes el embargo de la Unión Europea (UE) al petróleo iraní y manifestó que Moscú no cejará en su empeño en reanudar las negociaciones con Teherán. 

El titular de la cartera de Exteriores señaló en rueda de prensa que la intención de Rusia es "prevenir todos los movimientos bruscos" y buscar la reanudación de las negociaciones para que Irán dé los pasos necesarios para reducir la tensión en torno a su programa nuclear.
Lavrov lamentó la decisión tomada por los ministros de Exteriores de los Veintisiete de dejar de comprar productos petroleros de Irán y manifestó que "las medidas unilaterales no ayudan en nada" a la resolución del conflicto.
"Ya que aprobamos unas sanciones colectivas en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU debemos seguir esa línea, sin añadir ni quitar nada a la postura común", agregó el jefe de la diplomacia rusa, citado por la agencia Interfax.

El ministro, no obstante, aseguró que será posible volver al diálogo con Teherán a pesar de las sanciones adoptadas por las potencias occidentales.
"Existe tal posibilidad a pesar de los pasos (dados por Occidente) y en particular por el director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que con base en unos hechos ya conocidos por todos, sacó la conclusión, del todo infundada, de que el programa nuclear iraní tiene fines militares", apuntó Lavrov.
El político ruso recordó que continúa el trabajo del grupo en el formato 5+1 (EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) para poner fecha y lugar a la reanudación de las conversaciones con Irán.
El embargo europeo sellado este lunes prohíbe de forma inmediata la firma de nuevos convenios petroleros con Irán, mientras que da un periodo de transición para poner fin a los ya existentes, que se extenderá hasta el próximo 1 de julio.
Los Veintisiete también han decidido congelar los activos del Banco Central iraní y bloquear parcialmente las transacciones con esta institución financiera, con una excepción para permitir que "el comercio legítimo" continúe y para que la deuda iraní pendiente pueda ser pagada a los países europeos.
A comienzos de este año, Irán ha vuelto al centro de atención mundial después de amenazar con bloquear el estrecho de Ormuz, vital para el abastecimiento mundial de petróleo, si Estados Unidos y sus aliados continúan adelante con sus sanciones en represalia por su programa nuclear.
Pocos días después, la OIEA certificaba un nuevo giro de este programa nuclear e informó a la comunidad internacional de que Teherán ha empezado a enriquecer uranio hasta una pureza por encima de la necesaria para fines pacíficos.
 
Fuente : NTN24

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada