viernes, 27 de abril de 2012

Obama apela al Holocausto para ampliar las amenazas de guerra contra Irán y Siria

Obama apela al Holocausto para ampliar las amenazas de guerra contra Irán y Siria
x Bill Van Auken  
[Traducido del inglés para La Haine por Felisa Sastre] Al servirse del Holocausto para justificar una guerra contra Irán, Obama repite lo dicho por Netanyahu

25 De abril de 2012.- El lunes, el presidente Barack Obama aprovechó una visita al Museo del Holocausto de Washington para anunciar un conjunto de nuevas sanciones contra Irán y Siria, y para promover la utilización de los "derechos humanos" por parte del Gobierno como pretexto para la guerra de agresión y el cambio de régimen.

Las nuevas sanciones van dirigidas a los servicios de espionaje sirio e iraní, así como a las telecomunicaciones y a los proveedores de Internet para el uso de la tecnología de la información, con el fin de controlar y reprimir la oposición política. Se han hecho públicas en el momento en que Naciones Unidas está desplegando sus monitores en Siria para supervisar un alto el fuego, y cuando Irán se prepara para una segunda ronda de negociaciones el mes próximo en Bagdad con el P5 + 1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania) sobre su programa nuclear.

El calendario de esta última serie de sanciones, que vienen a agudizar todas las medidas unilaterales de Estados Unidos y de la Unión Europea destinadas a paralizar las economías siria e iraní, pone de manifiesto que Washington se limita a provechar las negociaciones con ambos países como pretexto para preparar el cambio de régimen y la guerra.

La orden ejecutiva de Obama pide que Washington imponga sanciones a los funcionarios iraníes y sirios por el uso de tecnologías de la información, incluido el software para rastrear teléfonos móviles, supervisar el uso de Internet, espiar y reprimir a los disidentes. También sancionaría lo que el Presidente de EEUU llama los "cañones digitales de alquiler," es decir, las empresas de tecnología de la información que venden programas y equipos a los gobiernos que están en su punto de mira.

"Estas tecnologías deben servir para dar poder a los ciudadanos, no para reprimir," declaró Obama.

Entre los aludidos en la orden, se encuentran la dirección general del espionaje sirio, la compañía de teléfonoSyriatel, así como la guardia revolucionaria de Irán, su Ministerio de Inteligencia y Seguridad, y Datak Telekom, un proveedor de Internet iraní.

Se han dejado al margen de la orden los regímenes dictatoriales aliados de la región. Prácticamente todos ellos han contratado con los llamados " cañones digitales de alquiler" de Silicon Valley para llevar a cabo el mismo tipo de operaciones en sus países.

Según informaba el Wall Street Journal el mes pasado, "McAfee Inc.- adquirida el mes pasado por Intel Corp- ha proporcionado software de filtrado de contenidos, utilizado por proveedores de Internet, a Bahrein, Arabia Saudí y Kuwait," mientras Websense Inc., de San Diego, California:"ha vendido su tecnología de filtrado Web en Yemen, donde se ha utilizado para bloquear herramientas en línea que permiten a las personas ocultar sus identidades a la vigilancia del Gobierno".

La monarquía dictatorial de Bahrein, que acoge a la 5ª flota de Estados Unidos, ha instalado una cadena de "centros de vigilancia", que utilizan tecnología de vanguardia para rastrear y escuchar a los opositores, a quienes ha detenido, encarcelado y torturado.

En este sentido, el Gobierno y la National Security Agency (NSA militar) emplean un aparato de espionaje que realiza operaciones de vigilancia en Siria e Irán que, en comparación, parece de aficionados. El Congreso, entretanto, se prepara para actuar con la nueva legislación, la Cyber Intelligence Sharing and Protection Act de 2011 (Ley de intercambio de información y de protección), que aumentaría la capacidad del Gobierno para controlar y bloquear el uso de Internet.

La supuesta preocupación de Obama de que Internet se utilice "para empoderar a los ciudadanos, no para reprimirlos”, queda desmentida por la represión implacable de su Gobierno a WikiLeaks, cuyo fundador, Julian Assange, se enfrenta a la amenaza de la extradición a Estados Unidos para afrontar acusaciones de espionaje, castigadas con la muerte, y del soldado Bradley Manning, procesado por los militares por denunciar, supuestamente, crímenes de guerra de EEUU a través de WikiLeaks.

Obama anunció las nuevas sanciones en un discurso impregnado de hipocresía y mentiras. El Presidente estadounidense invoca el Holocausto como un mal abstracto, cuyas causas fueran aparentemente inexplicables. Las palabras "nazi", "fascista" o "Hitler" no aparecen en el texto. Por el contrario, las palabras "nunca más" se emplean como eslogan que indica un apoyo incondicional a Israel. No se explica cómo fueron posibles los campos de la muerte, y el exterminio de millones de personas, salvo con la sugerencia de que se debieron al error de no intervenir militarmente.

Que el fascismo en Alemania fue la respuesta de la clase dominante contra la desesperada crisis del sistema capitalista- y sólo pudo consolidar su poder aplastando al movimiento socialista y a la clase obrera en su totalidad- no interesa en esta "Rememoración del Holocausto". Ni se tiene en cuenta el hecho — destacado por los fiscales estadounidenses de los criminales de guerra nazis en Núremberg — que el delito de asesinato en masa surgió de la política de una guerra de agresión, descrito por el Tribunal como "el crimen internacional supremo que difiere de otros crímenes de guerra en que contiene dentro de sí toda la maldad acumulada ”.

La invocación del Holocausto para justificar las guerras de agresión no es meramente hipócrita, sino moralmente obscena. Pero esto es, precisamente, lo que hizo Obama.

Él exaltó la guerra EEUU- OTAN contra Libia como un éxito y un modelo para futuras intervenciones imperialistas. Como resultado de la guerra de ocho meses, afirmó, "el pueblo libio está forjando su propio futuro, y el mundo puede enorgullecerse de las inocentes vidas que salvamos”. El régimen libio, instalado por la intervención de la OTAN-EEUU, ha estimado que unos 50.000 libios murieron en la guerra, lo que significa que se perdieron muchas más " vidas inocentes" que las amenazadas nunca por la represión del régimen de Gaddafi. Mientras tanto, la desestabilización no sólo de Libia, sino de toda la región, amenaza a muchos miles de vidas más.

Obama también aprovechó el discurso para anunciar que está ampliando el despliegue de tropas de operaciones especiales en África Central, aparentemente para ayudar en la lucha contra el Ejército de la Resistencia del Señor, dirigido por Joseph Kony.

Por último, anunció la creación de un nuevo "Consejo de prevención de atrocidades”, que va a ser presidido por Samantha Power, directora general del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca para asuntos multilaterales y humanitarios , y líder de la intervención militar "humanitaria". El nuevo panel pretende coordinar actuaciones entre el Gobierno de Estados Unidos para la promoción de intervenciones imperialistas en nombre de la protección de la vida civil y de los derechos humanos.

Al servirse del Holocausto para justificar una guerra contra Irán, que bien podría ocasionar millones más de muertes, Obama se limitó a repetir lo dicho por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, quien la semana pasada pronunció un discurso en Israel, el día de la conmemoración del Holocausto, declarando que Irán es una "amenaza existencial" para el nuclearizado Israel y equiparando el programa de energía nuclear de Irán con el Holocausto.

Al mismo tiempo, Elie Wiesel, quien ha hecho carrera como portavoz oficioso del Holocausto en Washington, criticó los comentarios de Netanyahu sobre Irán. "Irán es una amenaza, pero ¿podemos afirmar que se producirá un segundo Auschwitz?" Wiesel comentó. "Yo no comparo nada con el Holocausto... Auschwitz fue sólo Auschwitz".

En el momento de su aparición el lunes, al presentar a Obama en el Museo, Wiesel estableció su línea de actuación en sintonía con las necesidades de la propaganda de guerra de Israel y Washington. "¿Hemos aprendido algo?", declaró en referencia al Holocausto. "Si es así, ¿cómo es que Assad está todavía en el poder? ¿Cómo es posible que el negador del Holocausto Nº 1, Ahmadinejad, siga siendo Presidente? Alguien que amenaza con utilizar armas nucleares... para destruir el Estado judío."




GRACIAS POR ESTAR AQUÍ

Si te gusta el blog, valoras al trabajo y esfuerzo realizado, quieres  y puedes apoyarlo económicamente, muchísimas gracias porque estarás contribuyendo al esfuerzo de conseguir que la información siga apareciendo.
BANCO PROVINCIAL CTA-CTE : N° 0108-0377-22-0100048125
A NOMBRE DE LISETTE GIL.
VENEZUELA.
"Dar y Recibir" continuará siendo una ley espiritual efectiva,
¡la practique usted o no!.
"Porque donde esté tu tesoro, allí también estará tu corazón".

¡Todo esfuerzo tiene su recompensa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada