viernes, 7 de octubre de 2016

SECRETARIO GENERAL DEL IPCN DEL MUNICIPIO MIRANDA TRUJILLO JOSE CHE GARCIA, EL GRAN POLO PATRIÓTICO Y EL FRENTE PATRIÓTICO DEL PODER CONSTITUYENTE

Molestia/ Posiciones encontradas
El Dividive colapsó por falta de agua









Juan Pazos CNP: 15605 -Con el transcurrir de varias semanas sin el servicio de agua por tubería y mucho menos por camiones cisternas, ayer martes fue cuando se colmó la paciencia de diversos habitantes de la parroquia El Dividive del municipio Miranda, quienes acudieron a las instalaciones de la Alcaldía para cerrarlas por completo, hasta que les solventaran tal problemática.

José “Che” García, acotó que dicha protesta se ejecutó por completo, ante las varias diligencias que hicieron ante dicho ayuntamiento sin recibir respuestas oportunas. Añadió que el pasado lunes movieron las solicitudes necesarias, pero rechazó que desde esa instancia les conminaran a buscar agua con los camiones de la gobernación trujillana o hasta con el mismo presidente Nicolás Maduro, por lo que rechazaron de lleno esa respuesta, ya que la situación se tornó política. Esta fuente mostró una serie de montos aportados por el Concejo, los cuales ascendieron a Bs. 1.983.000 en partidas cedentes para este 2016, donde sugirió que parte de esta plata se utilizará para alquilar cisternas, mientras se solventaban los inconvenientes presentados en el sistema de bombeo. Acuñó que desde la alcaldía le alegaron que el dinero presente se tiene reservado para reparar las unidades vehiculares que utiliza el corregidor Asisclo Viloria para movilizarse.

Preocupación

García, junto a otros vecinos de la localidad, reclamaron a su vez por los Bs. 9.100.000 que quedan para la concreción definitiva del anhelado proyecto del acueducto para El Dividive, el cual lleva más de un año paralizado.

De la misma manera, Maribel Dávila sostuvo que otros sectores de esta poblada parroquia están sin el vital líquido, como por ejemplo Las Cocuizas y sus adyacencias, donde se aprobó un acueducto valorado en Bs. 15 millones que tampoco han sido completados.

Lo cierto del caso es que la presión fue tal, que varios vecinos y líderes del oficialismo se acercaron a la Alcaldía para cerrar su espacio físico. Los forcejeos y empujones no se hicieron esperar, por lo que como medida extrema, llevó a algunos trabajadores del ayuntamiento junto a los directores, a cerrar la Carretera Panamericana para notificarle a las fuerzas vivas sobre este intempestivo cierre.

Ya a media mañana la situación se tornó color de hormiga, cuando algunos trabajadores quisieron entrar a la fuerza. Se consiguieron con mujeres molestas y sedientas que no les permitieron su entrada, llegando incluso a quemar cauchos y amenazar con soldar la puerta de hierro, para que nadie pudiese acceder a este departamento gubernamental. La Policía del estado Trujillo y la Guardia Nacional Bolivariana debieron mediar en este caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada