jueves, 28 de junio de 2012

“UNIDAD DEL PODER POPULAR”




LA COMUNA AL TANTO INTERNACIONAL
Director: Héctor salas

 JOSE CARMONA:  UNIDO AL MOVIMIENTO GUERRILLERO COMUNICACIONAL

Documento Preliminar 

“UNIDAD DEL PODER POPULAR” 

Declaración de Principios y Fundamentos Generales 

Los próximos dos años serán cruciales para la Revolución Bolivariana. Así debe asumirlo la militancia, y la dirigencia del PSUV y de nuestros aliados. Lo que está en juego es la posibilidad de avanzar en la profundización democrática de la sociedad venezolana para seguir abriendo los caminos hacia el horizonte socialista o retrogradar al pasado del oscurantismo capitalista que impusieron el Imperio y la burguesía al pueblo de Simón Bolívar. 

En este instante, el Imperio y sus lacayos trabajan por restituir el orden neocolonial de dominación. La Revolución Bolivariana y los gobiernos democráticos y populares reunidos en la Alianza Bolivariana para Nuestra América (ALBA) han sido amenazados directamente por la ultraderecha norteamericana, las fuerzas de ultraderecha a nivel mundial y por los terroristas del fascismo latinoamericano… 

“Introducción – Líneas Estratégicas de Acción Política” 

Con este llamado de alerta se inicia el texto de las “Líneas Estratégicas”, expresión profunda del alma y de la pasión del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, líder fundamental de nuestra Revolución Bolivariana. Nosotros, las Organizaciones Sociales, constituidas en la “Unidad del Poder Popular” hacemos nuestras estas palabras que deben llevarnos, como un deber moral, a la acción política. Del compromiso ineludible y la responsabilidad histórica, implícitas en estas frases, gravitan, en nuestras mentes y en nuestros corazones, diversas preguntas, cuyas respuestas deben estar dictadas, no por las opiniones individuales, sino por el análisis político colectivo: ¿Cómo podemos sumar esfuerzos, las Organizaciones Sociales, para mantener abiertos “los caminos hacia el horizonte socialista? ¿Cómo hacer posible que las Organizaciones Sociales puedan coordinar el trabajo político con el PSUV y los demás partidos políticos revolucionarios? ¿Cómo integrar al conjunto de las Organizaciones Sociales al Polo Patriótico y que esa integración sea efectiva? ¿Cómo lograr que las Organizaciones Sociales entendamos que toda acción política requiere articulación, cohesión y disciplina? Finalmente, nos interrogamos, siguiendo las profundas reflexiones del Presidente Chávez, que señalan el camino de las cinco “Líneas Estratégicas de Acción Política”: ¿Tiene el PSUV, la capacidad por sí sólo, de garantizar el triunfo electoral en el 2012? ¿Tiene sentido la conformación de un “espacio de articulación” de Organizaciones Sociales, como el que estamos buscando construir con la “Unidad del Poder Popular”? 

Nuestra respuesta, a esta última pregunta, no deja espacio, ni lugar, para la duda, estamos convencidos que sí lo tiene. Sí tiene sentido la creación de la “Unidad del Poder Popular” porque está en juego el destino de la Revolución Bolivariana, que – hoy día − en un mundo convulsionado por los cambios políticos y climáticos, es una esperanza para los pueblos explotados y oprimidos del mundo. Cuando se ha puesto de manifiesto, y las evidencias golpean, implacablemente, nuestras conciencias, día a día, que el capitalismo amenaza la propia existencia de la especie humana y que la codicia que le es natural, ha perdido toda perspectiva y se ha vuelto absolutamente irracional, el socialismo emerge, una vez más, como una alternativa real y posible. Un “mundo mejor es – efectivamente − posible” si tenemos la capacidad y la fuerza de luchar por ello, y si las contradicciones y los errores que han acompañado, históricamente, con algunas notables excepciones, a los procesos revolucionarios socialistas, no dan al traste con esta esperanza. Efectivamente, como lo señala el texto de las “Líneas Estratégicas”, los próximos dos años serán cruciales para el destino de la Revolución Bolivariana. Nuestra responsabilidad histórica que no es sólo una responsabilidad colectiva, sino también una responsabilidad personal e individual, no nos permite quedarnos callados. Son tiempos de decisiones. Son tiempos de acción y de compromiso. Las Organizaciones Sociales tenemos una tarea que cumplir y vamos a cumplirla. Debemos profundizar el trabajo con las bases. Reunificar, repolitizar y repolarizar a las bases. Nuestros partidos deben entender y aceptar que no pueden mantener la hegemonía del trabajo político. Este trabajo debe hacerse conjuntamente partidos y organizaciones sociales. Para ello es indispensable lograr, como punto de partida, que las Direcciones Políticas, Nacional y Regionales, del PSUV, los Gobernadores y los Alcaldes, no nombren o impongan administrativamente, desde arriba, una vez más, y como siempre lo han hecho, unas Coordinaciones de Movimientos y Organizaciones Sociales, sin arraigo y ascendencia en las bases. Todo esto se traduce en una profunda e irrenunciable convicción revolucionaria: las Organizaciones Sociales debemos plantearnos el problema del PODER POLÍTICO. 

OBJETIVO GENERAL 

Lograr que el pueblo organizado, en Movimientos y Organizaciones Sociales, se una y obtenga, en la unidad solidaria, PODER POLÍTICO PROPIO; es decir, lograr que los Movimientos y Organizaciones Sociales tengan VOZ PROPIA en la Revolución Bolivariana y, muy especialmente, como primer paso, en el Polo Patriótico, con el propósito de afianzar y profundizar la Revolución Bolivariana y la Democracia Participativa y Protagónica, para alcanzar la meta del Horizonte Socialista. 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS 

Trabajar en la articulación y la consolidación del movimiento popular revolucionario: movimientos sociales, organizaciones sociales y estructuras organizativas de base, muy particularmente las comunas, los consejos comunales y todas aquellas vinculadas a las Misiones Sociales para lograr el poder político. 

Propiciar la participación efectiva de las organizaciones sociales en la vida política, económica y social del país para obtener voz propia. 

Promover el trabajo político cohesionado y armónico con los partidos políticos revolucionarios, sobre la base del respeto mutuo para la consolidación del Polo Patriótico. 

Difundir los logros de la Revolución Bolivariana desde una perspectiva integral, en lo político y en lo ideológico, enmarcando los avances en la construcción socialista que nos hemos propuesto, y relacionándolos con el contexto político nacional y con el contexto geopolítico internacional. 

Impulsar las 5 Líneas Estratégicas de Acción Política. 

Orientar nuestras acciones en correspondencia con la Constitución Bolivariana de Venezuela, el Proyecto Nacional Simón Bolívar y las diversas Leyes del Poder Popular. 

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES 

La “Unidad del Poder Popular” se regirá por los principios que se enumeran a continuación: 

Democracia interna. Las Organizaciones Sociales que lo conforman, sin menoscabo de su autonomía, sin preeminencia de ninguna de ellas sobre las demás, y reconociendo los valores de la diversidad y la pluralidad, deben asumir posiciones políticas colectivas, no individualistas, ni personalistas. 

Consistencia política. Se debe mantener la discusión en el plano del debate político e ideológico, de ideas y conceptos, y desechar, de manera absoluta, las descalificaciones personales, a lo interno y a lo externo, de este espacio de articulación. 

Preeminencia de las ideas. Las decisiones se deben tomar exclusivamente “por consenso”, producto de la argumentación, la discusión y el debate, en el plano político e ideológico. 

Unidad antiimperialista. Se debe preservar y cuidad LA UNIDAD, con todas las fuerzas revolucionarias (partidos políticos, organizaciones sociales y todas las demás expresiones del movimiento popular revolucionario), como una necesidad insoslayable. 

Participación Protagónica. Se deben multiplicar los canales de comunicación con las bases populares y profundizar el trabajo con ellas. 

Permanencia en el tiempo. Este espacio de articulación debe consolidarse como un espacio permanente, no coyuntural, ni electoral y debe diseñar y realizar un trabajo político a corto, mediano y largo plazo, con tareas específicas y concretas. 

Identidad socialista. La construcción socialista como única identidad. 

Coherencia moral. El horizonte moral como único punto de partida y llegada de todas nuestras acciones. 

Ética y disciplina revolucionarias. Valores irrenunciables. 

Compromiso con la verdad. Obligación ineludible. 

CAMPO DE ACCIÓN 

La “Unidad del Poder Popular” debe consolidarse, en primera instancia, a nivel de los órganos nacionales de dirección, de las organizaciones sociales que lo conforman. En segunda instancia, debe estructurarse la “Unidad del Poder Popular”, a nivel de todos los Estados del país, conformándolo con las mismas organizaciones sociales que participan a nivel nacional y con aquellas organizaciones, de carácter regional, que compartan lo expuesto en esta Declaración de Principios y Fundamentos Generales. Igualmente, es de crucial importancia, la incorporación progresiva de las organizaciones comunitarias de base. 

SIN FUERZA SOCIAL NO SE CONSTRUYE FUERZA POLÍTICA 

¡PATRIA SOCIALISTA  VENCEREMOS! 

Marzo 20

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada