jueves, 26 de abril de 2012

Un Sudán, otro Sudán, guerra y petróleo


Un Sudán, otro Sudán, guerra y petróleo
x Marcha 
En las últimas semanas se agudizó el conflicto entre Sudán y el país más nuevo del mundo: Sudán del Sur. Los recursos petroleros son el factor central de la disputa

Sudán, hasta el año pasado el país más grande de África, vio su territorio divido en dos el 9 de Julio de 2011, cuando proclamó su independencia la República de Sudán del Sur. El nuevo Estado, inmediatamente reconocido por los Estados Unidos, la Unión Europea e Israel, se quedó con tres cuartas partes de las reservas petroleras que hasta entonces estaban en territorio de Sudán.

Un país que nació dividido

La historia del actual territorio de Sudán puede remontarse al antiguo Egipto, momento en el que varios reinos existentes en dicha zona fueron anexionados al imperio de los faraones. Sin embargo, más cerca en el tiempo, desde fines del siglo XIX los ingleses fomentaron la separación de Sudán del actual Egipto que por ese entonces era una provincia del Imperio Otomano. En 1924 (y contra las objeciones del propio sultán egipcio elegido por Londres), los ingleses dividieron a Sudán en dos territorios separados bajo administración colonial: árabe musulmán (norte) y animista y cristiano (sur). Finalmente, con la llegada al poder de la revolución nacionalista egipcia de 1952, el país de las pirámides abandonó sus pretensiones de soberanía en el sur y apoyó la independencia de los sudaneses. De esta forma, en 1956 nacía la República de Sudán.

Mapa petrolero de Sudán y Sudán del Sur (izquierda) / Tropas sudanesas festejan la recuperación de la ciudad de Heglig (derecha)

El nuevo Estado, sin embargo, enfrentó desde el año de su nacimiento lo que se conoció como la “Primera Guerra Civil Sudanesa” (1955-1972). Fomentando las diferencias regionales, diversas potencias extranjeras alentaron a los sursudaneses en la lucha por su autonomía. En 1972 se firman acuerdos de paz que le dan relativa autonomía a la región sur del país. Sin embargo, esta autonomía es suprimida nuevamente en 1983 por el gobierno central de Jartum (capital del país desde 1956), dando origen a la “Segunda Guerra Civil Sudanesa” (1983 – 2005). El Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (ELPS), actuales Fuerzas Armadas de Sudán del Sur, encabezaron la guerra secesionista. Con financiamiento y armas provenientes de Israel y Estados Unidos el ELPS logra que Sudán permita la autonomía de la región en 2005 con su propio gobierno y constitución interina. En 2011 se convoca a un referéndum por la independencia que es aprobado por el 98% de la población.

Los motivos detrás del nacimiento del Estado más nuevo del mundo

Sudán del Sur cuenta con enormes reservas de petróleo. Para ser más exactos, el 75% del recurso que pertenecía a Sudán antes de su escisión, se encuentra allí.

Desde hace años que el gobierno de Omar al Bashir (presidente de Sudán) viene entablando buenas relaciones con China en detrimento de las potencias occidentales y realizando acuerdos económicos y comerciales para la explotación de los hidrocarburos sudaneses. Esto generó el descontento, principalmente de los EE.UU. e Israel, que financiaron y apoyaron la separación del sur.

De esta forma, el nacimiento del Estado más nuevo del mundo, tuvo profundas raíces económicas en un mundo donde el agotamiento del petróleo lo convierte en su recurso más preciado. Sin embargo, existe un problema fundamental: los pozos petroleros se encuentran en Sudán del Sur, un país que no tiene salida al mar. Todos los oleoductos que salen del sur atraviesan Sudán, única vía de exportación del petróleo sursudanés.

El conflicto por el pago de regalías, sumado a que el límite fronterizo no quedó claro luego de la independencia, ha llevado al actual enfrentamiento. Los gobiernos de Al Bashir y Salva Kiir Mayardit (mandatario de Sudán del Sur) tienen una disputa por el pago de regalías del traslado del crudo sursudanés. Mientras desde el norte exigen recibir pagos por los oleoductos que atraviesan su territorio, desde el sur se niegan. A esto hay que sumarle que desde el armisticio de 2005 las fronteras entre ambos países nunca quedaron claras. Siendo una región muy rica, esto generó un nuevo conflicto, que sigue sin resolverse.

Últimos acontecimientos

El 10 de abril estalló el enfrentamiento más importante desde la independencia de Sudán del Sur. Acusando a Jartum de bombardear su territorio, el gobierno de Juba (capital del sur) frenó la producción de petróleo y ocupó Heglig. Esta ciudad, que pertenece a Sudán, es actualmente dónde se encuentra la mitad de las reservas hidrocarburíferas de dicho país. Allí también opera la Greater Nile Petroleum Operating Compay, un consorcio mayoritariamente chino.

La invasión fue rechazada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y por la Unión Africana (UA). Ambos organismos llamaron al inmediato retiro de las tropas sursudanesas y a conformar una zona desmilitarizada en la frontera.

Ante estos hechos, el gobierno de Al Bashir respondió con la movilización de sus tropas hacia la región. El 16 de abril, el parlamento sudanés declaró que el gobierno de Sudán del Sur "es enemigo" y Ahmed Ibrahim El Tahir, titular del órgano legislativo, llamó a derrocar al Movimiento Popular de Liberación de Sudán, que ostenta el poder en el estado vecino. "Si no entienden la última lección, les vamos a hacer entenderla a golpes", dijo Al Bashir y añadió que Heglig “no será el fin, sino el comienzo de la batalla”. Finalmente, el pasado 20 de abril, las Fuerzas Armadas de Sudán retomaron el control sobre la ciudad ocupada.


GRACIAS POR ESTAR AQUÍ

Si te gusta el blog, valoras al trabajo y esfuerzo realizado, quieres  y puedes apoyarlo económicamente, muchísimas gracias porque estarás contribuyendo al esfuerzo de conseguir que la información siga apareciendo.
BANCO PROVINCIAL CTA-CTE : N° 0108-0377-22-0100048125
A NOMBRE DE LISETTE GIL.
VENEZUELA.
"Dar y Recibir" continuará siendo una ley espiritual efectiva,
¡la practique usted o no!.
"Porque donde esté tu tesoro, allí también estará tu corazón".

¡Todo esfuerzo tiene su recompensa!



De todas maneras el conflicto no ha concluido, ya que desde la recuperación de Heglig, Sudán ha bombardeado varias ciudades de Sudán del Sur. Deng Alor Kuol, canciller sursudanés afirmó ayer que su país “está listo para firmar un alto el fuego, como propuso la UA" y justificó la toma del ejército sureño de la ciudad sudanesa de Heglig, el día 10, como un modo de "parar los continuos ataques procedentes de esa zona".

Por su parte Sudán exigió “garantías de que sus vecinos del sur no proveerán armamento ni refugio a los rebeldes que operan en las regiones norteñas, un hecho que Juba ha denegado". En una reunión en Etiopía, en la sede de la UA, el ministro sudanés de Asuntos Exteriores, Ali Ahmed Karti, dijo que su país no puede volver a las negociaciones mientras sus territorios son atacados.

Según la ONU, 35 mil refugiados son el resultado de estos últimos enfrentamientos. Ya suman más de 140 mil los sudaneses y sursudaneses que han tenido que emigrar de sus hogares por un conflicto que parece no tener una solución a corto plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada